¿CUÁL ES LA EDAD IDEAL PARA CASARSE?

Un hombre dijo: Casarse demasiado rápido se puede comparar con escupirle en la cara a un león. Posiblemente logres pasarlo; algunos pocos lo han hecho pero no lo des por hecho porque los Peligros son demasiado grandes, puedes quedar destruido en el intento.

En realidad no se puede tener un molde en cuanto a la edad ideal para casarse. Algunas personas están maduras a los 19 años y otras no lo son ni siquiera a los 40 años, entonces no se puede dar una edad cronológica, sin embargo, los siguientes versículos de Gén. 2:15-24 nos muestran Algunos principios que nos pueden ayudar a definir cuando es el tiempo correcto.  15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre y lo puso en el jardín de Edén, para que lo cultivase y lo guardase. 16 Y Jehová Dios mandó al hombre diciendo: "Puedes comer de todos los árboles del jardín; 17 pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que comas de él, ciertamente morirás." 18 Dijo además Jehová Dios: "No es bueno que el hombre esté solo; le haré una ayuda idónea." 19 Jehová Dios, pues, formó de la tierra todos los animales del campo y todas las aves del cielo, y los trajo al hombre para ver cómo los llamaría. Lo que el hombre llamó a los animales, ése es su nombre. 20 El hombre puso nombres a todo el ganado, a las aves del cielo y a todos los animales del campo. Pero para Adán no halló ayuda que le fuera idónea. 21 Entonces Jehová Dios hizo que sobre el hombre cayera un sueño profundo; y mientras dormía, tomó una de sus costillas y cerró la carne en su lugar. 22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer y la trajo al hombre. 23 Entonces dijo el hombre: "Ahora, ésta es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta será llamada Mujer, porque fue tomada del hombre." 24 Por tanto, el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne. (Génesis 2 RVA)

Dios no dio a Adán su ayuda idónea, hasta que éste no tuvo sus responsabilidades e instrucciones para desarrollar su matrimonio.  LE DIO INSTRUCCIONES. Y LE DIO TRABAJO. Génesis 2:24. Revela algo importante. El hombre sería independiente, también esto se puede aplicar a la mujer en cierta forma. "Por esta causa dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer y serán una sola carne".  Si tú no puedes, cualquiera que sea la razón, dejar a tus padres, física, emocional y económicamente, entonces no estás listo para casarte.

 Esto no quiere decir que el joven tiene que haber comprado una casa con todos sus muebles.  Casi siempre hay luchas y sacrificios financieros los primeros años. Es preferible que la pareja recién casada viva en una choza humilde con pisos de tierra, en vez de vivir con los papás de uno. Por muy buenos que sean los padres, es muy difícil, si no imposible que haya dos familias (y dos cabezas) bajo el mismo techo sin tener conflictos fuertes. Además lo más importante es que es un mandamiento: "El hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer".

 También tiene que venir una separación emocional. La muchacha que siempre tiene que recurrir a mamá para que le ayude a resolver sus problemas, no está lista para casarse.  Requiere madurez de parte de los dos. Los siguientes pasos pueden ayudarnos a distinguir si estamos listos para el matrimonio.

 Pasos que nos pueden mostrar que estamos listos.  

1. - Valores y convicciones firmes centrados en Cristo.  

Cristo debe ser el motivo de nuestra vida, Col. 2:10 "Y vosotros estáis completos en él". Cristo no es un complemento para nuestra vida, es la vida. Tu cónyuge, nunca podrá llenar todo el vacío de tu vida, si vas con esta idea al matrimonio, posiblemente estás escapando solamente de la situación en que te encuentras actualmente. Recuerda: "Si quieres estar felizmente casado, debes estar felizmente soltero". Y esto nace de una profunda relación con Dios. La primera relación importante que Adán tuvo fue la de Dios. Y cuando desobedeció empezó su fracaso familiar. Caín mató a Abel.

 De ello nace el siguiente punto.  

 2. - Deben conocer perfectamente cuál es el papel que le corresponde a cada uno de ellos dentro del matrimonio. Tanto el hombre como la mujer han perdido la brújula en cuanto a su papel dentro del matrimonio. Necesitamos regresar al manual del fabricante a tomar instrucciones de cómo vivir.  Tit. 2:3-4 "Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada".

 La escritura nos deja bien claro el papel que deben desarrollar las mujeres maduras con las jóvenes, para desenvolverse bien en el matrimonio. Si nosotros observamos en nuestros tiempos a la mujer se le está enseñando como desempeñarse en la sociedad, los negocios, pero en muchos hogares se han olvidado de enseñarles el desarrollo en el hogar, de tal manera que cuando se llega al matrimonio en muchos casos se convierte en un caos.

Efesios 5:21-33 Son un buen termómetro para ver que tan apegados estamos al papel que nos corresponde. 21 y sometiéndoos unos a otros en el temor de Cristo. 22 Las casadas estén sujetas a sus propios esposos como al Señor, 23 porque el esposo es cabeza de la esposa, así como Cristo es cabeza de la iglesia, y él mismo es salvador de su cuerpo. 24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, de igual manera las esposas lo estén a sus esposos en todo. 25 Esposos, amad a vuestras esposas, así como también Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella, 26 a fin de santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua con la palabra, 27 para presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa que no tenga mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que sea santa y sin falta. 28 De igual manera, los esposos deben amar a sus esposas como a sus propios cuerpos. El que ama a su esposa, a sí mismo se ama. 29 Porque nadie aborreció jamás a su propio cuerpo; más bien, lo sustenta y lo cuida, tal como Cristo a la iglesia, 30 porque somos miembros de su cuerpo. 31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne. 32 Grande es este misterio, pero lo digo respecto de Cristo y de la iglesia. 33 Por tanto, cada uno de vosotros ame a su esposa como a sí mismo, y la esposa respete a su esposo.

Mucho de esto se desarrollará en otros temas.

3. - Debe haber una buena comunicación. Parece mentira que la gran mayoría de los problemas que hay en el matrimonio se deban a la falta de comunicación. La comunicación es un arte, es algo que debemos aprender, por eso en el noviazgo debe dedicarse tiempo al diálogo. Adán y Eva fracasaron por este motivo, Eva se tragó el cuento de la serpiente, y ésta la engaño.

 4. - Cada vez debe haber más progreso. Con el tiempo en lugar de disminuir su atracción debe aumentar.

 5. - Deben tener libertad económica. Si tú te vas a casar no debes iniciar un matrimonio con una deuda de tal manera que no tengan después con que comer u otros útiles necesarios.  

 Una vez visto estos requisitos que nos pueden ayudar tener un matrimonio estable yo quiero que se hagan una pregunta que es muy importante:  

¿El reino de Dios saldrá beneficiado con su unión? He conocido varias parejas, que estando solteros funcionaban muy bien en el reino de Dios, pero al casarse en lugar de mejorar su calidad de servicio disminuyó; es verdad que el primero o los dos primeros años pueden verse afectado porque están dedicando tiempo a fortalecer su matrimonio o porque vinieron los niños, pero eso no es excusa, porque también he conocido jóvenes solteros que no eran muy útiles al reino de Dios pero al casarse son una bendición. 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3