INTRODUCCIÓN:

Alguien dijo una vez orando:  “Señor quiero verte mas claramente, quiero seguirte mas cercanamente, quiero amarte mas profundamente...”  Esa debe ser la oración de nuestro corazón.  Debemos desear la mas intima comunión con el Señor Jesucristo.  Otra persona dijo al respecto:  “Señor quiero conocerte muy de cerca”.  Trasfondo del libro de Rut...Es una historia de amor, una ilustración del acercamiento de la iglesia hacia Cristo...

Tengamos presente que el cristianismo no es un código, no es una causa, no es un credo, no es un patrón de conducta ni siquiera es la iglesia   y la marca de un creyente es el amor por el Señor Jesucristo  y el verdadero deseo de un hijo de Dios es el de conocerle íntimamente.  Debemos querer algo mas que una simple redención, queremos comunión,  queremos algo mas que regalo, queremos al dador de los regalos.  Queremos que Jesucristo sea real para nosotros.  El apóstol Pablo conocía intelectualmente a Jesucristo, pero quería ir mas allá de ese conocimiento.

 I.   ACERQUESE LIMPIO.  Vs. 3

  1. Para acercarse a Dios hay que estar limpio.  Stgo. 4:8;  2 Cor. 7:1
  2. Muchas oraciones no son respondidas por no estar limpios.  Isaías 1: 15, 16
    1. Dios dice que no escuchará nuestras oraciones si pretendemos acercarnos a El con manos contaminadas  corazones indecisos.  Isaías 52:11
    2. Ils.  El novio que se acerque a la novia sucio y mal oliente
    3. Se trata de estar limpio con frescura, implica recientemente, no se refiere al baño de hace un mes.
  3. Cómo nos limpiamos físicamente
    1. Lo hacemos muy prácticamente  con agua y jabón, y no pensamos en sus propiedades, simplemente los usamos
  4. Cómo nos limpiamos espiritualmente
    1. Nos limpiamos por la Palabra de Dios y no es cuestión de quedarnos meditando en el contenido de su palabra sino que debemos usarla.   Ef. 5:25-26,  La palabra de Dios es al espíritu lo que el agua es a su cuerpo

- Nosotros somos lavados por la Palabra, 

Salmo 119: 9

      - Cómo nos limpia la Biblia.  Stgo 1:22-25

-          La Palabra es como un espejo:  muestra lo que somos, revela el pecado y la suciedad en nosotros.   No solo leemos la Biblia, sino que la Biblia también nos lee.  La Palabra revela el pecado pero también revela la solución.

  1. Nos limpiamos por la sangre.  1 Juan 1:7-9

-          Resalta la confesión de pecado, lo cual implica certeza de pecado cometido, no es decir, si tú consideras que pequé, perdóname, eso es perder el tiempo. Identifique el pecado con nombre y apellido.  La palabra confesar significa contar todo tal cual fue.  Una confesión a Dios es estar de acuerdo con Dios de que me equivoqué y debo cambiar.  Lo primero es estar limpio, recién lavado.  Cuando nos limpiamos, dice la Biblia que lo que Dios ha limpiado que ningún hombre llame inmundo.

 

II. ACERQUESE AGRADABLEMENTE PERFUMADO

      Rut 3:3

     Estas mujeres eran conciente de lo que un grato aroma puede         

     hacer

  1. La dirección del Espíritu Santo es nuestro perfume
  2. La conducta nuestra debe ser como un grato incienso para Dios.
  3. Los profetas y los Reyes eran ungidos con un aceite aromático, lo cual significaba consagrado para el oficio al cual eran dedicados...
  4. Cantares 1:14; 4:13, 14  fragancias que hablaban de amor e intimidad
  5. Cómo perfumarme.  Efe. 5:18-20
  6. Somos grato olor de Cristo. 2 Cor. 2:15
  7. Ils. La presencia de una persona trasmite su olor espiritual...

 

III.  ACERQUESE DEBIDAMENTE VESTIDO

      Rut era viuda y estaba trabajando en la cosecha...

  1. Espiritualmente hablando cómo nos presentamos ante Dios

-          si no es salvo necesita lavarse en la sangre de Cristo para limpiarse de sus pecados

-          si es cristiano necesita entender la necesidad de renovarse en el Señor siempre.  Efesios 5:22-29.  Rom. 13:14;  Ef. 6:11; Col 3:12.  Finalmente recibiremos nuestro último vestido: Apoc. 19:8

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3