Aquí les comparto siete consejos sencillos que he aprendido a través de años de cantar en grupos de alabanza y bandas. Aunque mi consejo es específicamente para equipos de alabanza de iglesias, la mayor parte se aplica a cualquier persona que canta como voz de fondo (BGV).

1) Permite que el vocalista líder cante el primer verso solo…

De esa manera la congregación puede escuchar claramente la melodía. Esto es para el beneficio de cualquier persona que probablemente no está familiarizado con la canción.

Si la canción es nueva entonces permite que el líder cante el primer coro solo, pero si la canción ya es conocida entonces no es tan crítico hacerlo. Es más probable que la congregación cante con mayor fuerza en un coro conocido lo que podría ayudar a todos los visitantes que no conozcan la canción.

2) Asegúrate que tu canto armónico está sincronizado con el vocalista.

Durante el ensayo pon atención a la manera en que se están cantando las frases líricas e intenta de la mejor manera que lo que estás cantando coincida con el tiempo. La idea es contribuir con nuestras armonías y melodías.

3) No cantes armonías en cada palabra o frase.

Existe la tendencia a hacer armonías en todo tiempo, como si se tratara de una obligación musical. Las armonías son como decoraciones musicales, dan brillo y color,  nada más tedioso y cansado para el oyente que tener que escuchar a una persona, que desde la primer palabra hasta la última, está haciendo armonías como vehículo sin frenos. Aprende a disfrutar haciendo melodías también.

4) Comparte el beneficio de la armonía.

Como cantante tienes la oportunidad de ayudar a las personas a escuchar otras partes musicales de la canción, esto es un gran beneficio para aquellos en tu congregación  cuyo rango de voz  varía del cantante líder.

a) Hombres,  tienen la oportunidad de ayudar a otros a escuchar una parte para tenor, barítono o bajo que acompañe a una cantante mujer.

b) Mujeres, tienen las misma oportunidad de ayudar a otras mujeres a encontrar una sección para alto o soprano cuando es un hombre quien dirige.

Por supuesto que no todos en tu congregación podrán cantar una segunda o tercera, pero podemos ayudarles a escuchar una parte complementaria, al hacerlo sumará más ricura musical al coro de voces.

5) Ten cuidado de cantar en exceso la melodía sobre el vocalista principal.

Hay casos en los que al tener a  todos los vocalistas cantando la melodía en el micrófono es muy potente y sirve para resaltar aun más la letra. Pero si  vas a cantar la melodía  con el vocalista principal asegúrate que coincida con el tono y el tiempo de la primera voz.

Cuando no estemos cantando  armonías ( como cuando el director está enseñando una nueva canción) es muy importante que cantemos unísono y al nivel de volumen de la gente. Nuestras armonías podrían confundir a la gente que está aprendiendo la canción y al mismo vocalista líder quien puede terminar desafinándose, en estos casos las voces de fondo deberían alejarse un poquito del micrófono.

6) Ensaya y amarra las partes

Cuando hay tres o más cantantes es importante que te hayas aprendido muy bien tus partes, pues de lo contrario te puedes perder al escuchar las armonías de otros y al final o terminas desafinado o cantas la parte que no te corresponde.

7) No intentes armonizar fuera de tu rango

Si la única parte de armonía que se oye está fuera del alcance, déjala donde está y canta la melodía. A veces, si una armonía está demasiado lejos de la melodía se vuelve más una distracción que una ayuda para la melodía.

Via.- http://www.directordealabanza.com/ - facebook.com/ghermansanchezoficial

 

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3