Lo que diferencia a las personas en el que hacer de sus responsabilidades es ese elemento extra que le añaden en la ejecución de sus tareas.

 

El nivel de rendimiento, el porcentaje de exigencias y la competividad operativa esta demandando al profesional de hoy en día una actitud proactiva orientada a resultados positivos, eficientes, que añadan valor a la cadena organizacional a la cual representa.

La rapidez con la que evoluciona la tecnología, los procesos productivos, las nuevas estrategias de mercadeo, nos invitan a dar pasos agigantados para poder ir a la par de estos avances y no desfallecer ante innovadoras propuestas.

La motivación adecuada, actitud emprendedora y la aptitud ideal permiten que el individuo le añada ese elemento extra que la corporación necesita para impactar su misma visión.

Si se puede¡

Hemos escuchado esta frase durante muchos años y siempre se orienta a individuos que por una u otra razón tienen pocas posibilidades de salir airosos en determinada situación, muchos de estos individuos desconfían en el desarrollo máximo de su potencialidad.

La Biblia nos dice en Mateo 5:41 “Y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con el dos”  y si,  ese pasaje Bíblico se refiere al amor hacia los enemigos, pero también nos hace pensar que podemos dar mas de lo que se nos exige.

No podemos saber de que tamaño es nuestra capacidad si nos acostumbramos a trabajos pequeños que aparte de no exigir nos tienden una almohada de comodidad.

Añádele ese elemento extra a lo que hace, rétate a ti mismo corriendo esa milla mas y veras resultados eficientes y efectivos, en lo que realices.

Avelino Ferrer - Control y Gestión.

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3