Hebreos 1 Traducción en lenguaje actual (TLA) 1 Hace mucho, mucho tiempo, los profetas comunicaron el mensaje de Dios a nuestros antepasados. Lo hicieron muchas veces y de muchas maneras. 2 Pero ahora, en estos últimos tiempos, Dios nos lo ha comunicado por medio de su Hijo.

 

El mensaje de Jesucristo transmite la PLENITUD del plan de Dios, ¿Por qué seguimos empeñados en buscar “Profecías o Profetas nuevos”? ¿Quizá deseamos “sentir” algo, o “escuchar” o “Ver algo?, es tres veces más feliz aquel que creyó sin ver. Como en los tiempos de Jesucristo la gente desea milagros y señales para “confirmar” lo que ya ha sido confirmado a través de la misma palabra de Dios (La Biblia). Si tú deseas saber que tiene Dios para tu vida ora y lee la Biblia. Dios desea tener una relación personal contigo sin ningún intermediario, ir revelando el propósito que tiene preparado para tu vida a medida que caminas día a día con Él. El propósito de Dios lo vas construyendo cuando tengas una relación diaria e íntima con Él, cuando dejes guíe tus pasos.

En los “profetas” que existen actualmente conseguimos 2(dos) vertientes: 1) Solo dicen algo que ya está en la Biblia, pero como muchos no leen la Biblia les parece algo inédito. 2) Dicen herejías, totalmente fuera del mensaje que Jesucristo nos ha dejado (los que también creen, es por ignorar lo que dice la Biblia). Si deseas que alguien te diga algo o confirme algo quien más sabio, omnisciente, amoroso, y especial que Jesucristo (Dios) mismo. Todos tenemos entrada libre para hablar con Dios, ningún “profeta” tiene más preferencia que tú para hablar con Dios.

Nada está más allá del mensaje de Jesucristo y de una excelente, diaria y humilde, relación entre tú y Dios

Lcdo. Ruben Mavarez

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3