Una crítica a la película “Bolívar: el Hombre de las Dificultades”.

Por Abdiel Santiago @AbdieLiebheart  ( Estudiante de Física pura en especialidad en Astrofísica. Asiduo lector de Historia Latinoamericana, Iglesia "Cristo es la Única Esperanza" Casigua - El Cubo )

Hace días tuve la oportunidad de ver la película “Bolívar el Hombre de las Dificultades” y en promesa a varios amigos, decidí escribir esta crítica personal a la producción. 

Con previa advertencia a los que están deseosos de verla, este texto está lleno de puntos clave de la película que se anticiparán los hechos mostrados en ella.

Este texto es solo apto para lectores:

Sobre la película: “Bolívar el hombre de las dificultades” es una película que muestra los sucesos vividos por el Libertador en los años de 1815 y 1816 en su estancia en Kingston y Haití. Según palabras de los productores, buscaron presentar a un Bolívar “de carne y hueso” y “más humano”, esto posiblemente inspirándose en el libro “Bolívar de carne y hueso” de Herrera Luque.

Sobre el Director: El director de la película es Luis Alberto Lamata, nombre que habla por sí solo pues es bien conocido en el cine nacional. Anteriormente ha presentado filmes históricos como el de Miranda Regresa y Taita Boves. En mi opinión personal, Lamata tiene un buen ojo para el cine pero no para la historia. Es sus películas de historia, se ha dejado llevar por la corriente cineasta de cambiar los hechos reales por los irreales para dar más “viscosidad” a las películas. No es la primera vez que esto pasa en el cine, desde películas basadas en libros hasta las históricas, están llevadas por esta corriente. Sin embargo, el peligro de hacer estos cambios en las películas históricas, es que muchos de los espectadores llevados por la emoción del cine, toman los hechos allí representados como verídicos y regla de fe histórica. En Miranda Regresa, el director Lamata empieza haciendo una película interesante, pero comete la ligereza errática de incluir al joven Bolívar en la sala de sesiones del primer Congreso de Venezuela celebrado en el salón de la Capilla Santa Rosa de Lima el 5 de Julio de 1811, donde se declaró la Independencia absoluta de España. Sabemos que Bolívar nunca estuvo presente. Sin embargo allí, Lamata hasta pone en palabras de Bolívar “Vacilar es perdernos”, cuando éstas palabras fueron dichas en el discurso ante la Sociedad Patriótica el día 3 de Julio. Aparte de esto, el mismo 5 de Julio se está haciendo la firma del acta, cuando en realidad comenzó a ser firmada luego de su redacción por Juan Germán Rocio el día 7 de Julio hasta días después. Como si fuera poco, en la Capitulación de Miranda, Lamata se deja llevar por el meollo histórico sobre la supuesta “traición de Bolívar” y crea una escena trágica de estos sucesos. En Taita Boves, inspirada en el libro “Boves el Urugallo” de Herrera Luque, hace una película sádica que comete los mismos errores de Miranda Regresa y hasta peores. Por no dejar como un antagonista al mencionado director, he de decir que es un excepcional profesional del séptimo arte que tiene la visión que este trabajo apremia.

De los actores y su actuación: Los actores de la película: “Bolívar el hombre de las dificultades” son algunos profesionales de la televisión y novatos del cine. Roque Valero encarna a Bolívar, mostrando un personaje, que bajo la excusa de presentarlo humano, se ve vacío, lleno de dudas, sin convicciones y sin planes. Este Bolívar está ido, su mente alejada de su cuerpo. A la vista pasivo, pero cuando menos lo esperamos, revienta a gritos e insultos que no inspiran el más mínimo respeto de un General y menos del Libertador. Contrariamente a lo mostrado en la película, Bolívar no perdió tiempo en deprimirse, sino se dedicó a propagar sus ideas, buscando llamar la atención del gobierno y de las personas influyentes, escribía artículos periódicos y se comunicaba en muchas cartas con las personas políticas de influencia. Una interpretación pequeña que apenas se aproxima lejanamente a las sombras de las ejecuciones de Mariano Álvarez o el gran Pedro Montoya. Bolívar a pesar de estar derrotado y sin recursos, su mente madura aún maquinaba estrategias de continuar la lucha: era un militar experimentado. Puedo decir que los puntos a favor del personaje son: el tamaño y contextura del actor y la viveza de Don Juan representada en Haití gracias a los productores.


Otro de los personajes el llamado “Polaco”, interpretado por Jorge Reyes. El personaje es en primera instancia de ficción, presentando una rivalidad personal con Bolívar. El actor hace una buena ejecución del mercenario que según Rafael María Baralt en su libro “Resumen de la Historia de Venezuela”, se trataba de un Catalán y no un Polaco (curiosamente el único Polaco presente en estos hechos estuvo peleando al lado de Bolívar en la expedición de Los Cayos). Este catalán fue pagado para asesinar a Bolívar. En el libro “El Diario de Bucaramanga”, Simón Bolívar le cuenta a Luis Perú de Lacroix que este hombre fue contratado por Miguel de la Torre, pero según Rafael María Baralt fue un brigadier llamado Moxó ayudante de Morillo. En la película se muestra que fue contratado por Pablo Morillo. Aparte de las acciones del catalán al sobornar al negro Pío, el resto de lo visto en la película es ficción.

Uno de los personajes que me llamó la atención fue la de Pablo Morillo. Fue presentado como un sanguinario al mejor estilo de José Tomás Boves. En el sitio de Cartagena, se ve ensangrentado y sediento de sangre alimentada con rabia. Esta representación y sus hechos, son completamente forzados en la película. En palabras de Bolívar, Morillo era el único oficial español con la decencia y principios militares de una academia, era un hombre respetuoso y de “alta esfera”, famoso en las Guerras Napoleónicas por su estrategia militar, algo completamente alejado de Boves. En el asedio a Cartagena, Morillo llegó con una flota de 15mil hombres desde España, que le sirvió para destruir las pocas fuerzas que protegían a la plaza de aquella ciudad. Por lo tanto, la batalla fue superior en número y constituyó una aplastante victoria para Morillo quien solo se dedicó a dirigir a sus tropas.


Otro interesante personaje es Francisco Bermúdez, en la película el general entra en escena en el palacio de gobierno de Alexandre Petión, irrumpiendo la conversación que éste tenía con Bolívar y acusándolo de abandonarlos en Cartagena. Esta fue una de las ficciones que más me causó sorpresa. Cuando Bolívar partió de Cartagena rumbo a Jamaica, el comandante de la plaza era el coronel Castillo, que luego fue depuesto estando Bolívar en Jamaica y nombrado Bermúdez para detener la llegada de Morillo. Bolívar estaba en Jamaica para cuando llegó Morillo a Cartagena. Dicho sea de paso, que luego de que el Libertador se enterara de los hechos de Cartagena, partió en un barco a apoyar a los patriotas pero en encuentro con una embarcación proveniente de aquella ciudad advirtió los peligros.

Luis Brión es presentado en la película como un corsario casi pirata, tosco y mal vestido. El capitán de navío Luis Brión era un hombre experimentado en batallas en Europa y Norteamérica, tan respetable como cualquier otro gran oficial del ejército Libertador. Otro punto curioso es que se da a entender que Luis Brión conoció a Bolívar en Haití cuando en realidad ya se conocían desde el año 13 donde el Libertador lo asciende a capitán de fragata en ese entonces.


Sucesos presentados en la película: Hay muchos sucesos que mencionar proyectados en la película, pero debido al tiempo y espacio solo mencionaré los que considero más importantes: 

1. Al iniciar la película, vemos a Bolívar solo en Jamaica junto a dos ayudantes civiles. Empezando por allí, es algo alejado de la realidad. Bolívar desembarcó en Kingston bien acompañado por varios oficiales entre los cuales estaban su secretario Pedro Briceño Méndez, no se despojó de su carácter militar ni de estratega. 

 

2.  El intento de suicidio de Bolívar en Jamaica es ficción. No hay registro, al menos no conozco hasta ahora, de un posible intento de suicidio de Bolívar en Jamaica. El único hecho conocido y comprobado de un intento de suicidio por parte de Bolívar, fue en el fallido desembarco a la playa de Ocumare de la Costa en julio de 1816. Donde en presión de los realistas, intenta quitarse la vida para no ser apresado. ¿Se iba a suicidar “El Libertador” por no saber manejar una depresión? Quien sugiere eso, para la fecha en cuestión, no conoce la vida trágica que vivió Simón Bolívar ni la voluntad que lo dominaba. Pero esto es otra historia.

3. El asesinato de Amestoy, su ayudante, es parcialmente modificado por Lamata. En la película, es asesinado por el negro Pío mientras Bolívar estaba teniendo relaciones sexuales con una francesa. El intercambio parpadeante de las escenas de sexo y asesinato, solo me recordaron al sadiquismo de la película Taita Boves. Realmente, para empezar, Bolívar tenía 2 negros ayudantes, uno era Pío y el otro Andrés. Al verse Bolívar imposibilitado para pagar el arriendo de su habitación, abandona por voluntad propia la casa al ver el mal trato de su dueña a uno de sus colaboradores (en la película, lo sacan a patadas). Luego Bolívar se traslada a la casa humilde casa de uno de sus edecanes llamado Rafael Páez, pero al ver esta situación, otro de sus edecanes, el tte. cnel. Pedro Ramón Chipía, solicitó ayuda a un francés llamado Benito Chasseriu. Bolívar enseguida fue llevado por Chipía a la casa de Chasseriu donde éste lo invitó a mudarse a su casa ese mismo día. Ese fue el cambio que salvó su vida, pues ese mismo día el negro Pío planificaba matarlo. Estando en la hamaca del Libertador el pobre de Amestoy, Pío lo asesinó creyendo que era Bolívar. En el Diario de Bucaramanga, Luis Perú de Lacroix copia el relato del propio Bolívar sobre lo sucedido: “...efectivamente sali con mi negro Andres con el objeto de buscar otra casa, sin haber anticipado a nadie mi proyecto: halle la que buscaba y me resolvi a dormir en ella aquella misma noche, encargando á mi negro de llevarme allí una hamaca limpia, mis pistolas y mi espada; el negro cumplio mis ordenes sin hablar con ninguno aunqe. no se lo hubiera encargado, sino pr. que era muy reservado y muy callado. Asegurado mi nuevo alojamiento, tome un coche y fui á comer en una casa de campo de un negociante que me había convidado. Eran las doce de la noche cuando me retire y fui directamente pa. mi nueva posada.—El Sor. Amestoy antiguo proveedor de mi ejercito debia salir de Kingston pa. los Cayos, al dia siguiente, pa. una comicion de que lo habia encargado, y vino aquella misma noche á mi antigua posada pa. verme y recibir mis ultimas instrucciones; no hallandome aguardo pensando que llegaria de un momento á otro. Mi Edecan Paez, se retiro un poco tarde pa. acostarse, pero quiso antes beber agua y hallo la tinaja vacia, entonces reconvino á mi negro Piíto, y este tomo dha. tinaja pa. ir a llenarla; mientras tanto el sueño se apoderaba de Amestoy, qe. como hé dicho me aguardaba y vencido pr. el se acostó en mi hamaca, que estaba tendida, pues el que mi negro Andres había llevado en mi nuevo alojamiento era una hamaca que habia sacado de mis baules. El negrito Pio, ó Piíto, que es como yo lo llamaba, regreso con el agua; vio mi hamaca ocupada, creyo que el que estaba adentro fuese yo; se acerco y dio dos puñaladas al infeliz Amestoy que quedo muerto: al recibir la primera echo un grito moribundo que desperto al negro Andres, el que al mismo momento salio pa. la calle y corrio pa. Mi nuevo alojamiento que solo el conocia: me estaba refiriendo lo ocurrido cuando entro Pio que habia seguido á Andres. La turbacion de Pio me hizo entrar en sospecha; le hice dos otres preguntas y quede convencido que el era el asesino, sin saber todavia quien era su victima tome al momento una de mis pistolas y dije entonces á Andres de amarrar á Pio. Al dia siguiente confeso su crimen y declaro haber sido seducido pr. un Español pa. quitarme la vida. Aquel negrito tenia diez y nueve años; desde la edad de 10 á 11 años estaba con migo y yo tenia toda confianza en el: Su delito le valio la muerte que recibio sobre un Cadalso…” (Texto original). Lamento que los productores de esta cinta no se hayan tomado la molestia de consultar estas líneas, sino modificar el relato a la huída del negro Pío, una entrevista en la cárcel donde le dice que es su padrino y el motivo de la salvación de Bolívar a su donjuanismo.

4. Otra de las escenas es el encuentro con los oficiales venezolanos y granadinos provenientes de Cartagena en Haití. En la película, se presentan interrumpiendo el palacio de gobierno del presidente Petión e iniciando una tertulia subida de tono al frente de los presentes. Este encuentro no se produce sino en Les Cayes lejos del palacio presidencial.

5. En Los Cayos, se realiza una asamblea donde se discuten las acciones a tomar para la expedición. En la película solo se muestran unos pocos oficiales quienes debaten el mando. Solo se notó la presencia Luis Brión, Simón Bolívar, Santiago Mariño, Manuel Piar, Mariano Montilla, Francisco Bermúdez y otros secundarios. Faltó enfatizar la presencia de Pedro Briceño Méndez, Carlos Soublette, Montilla (Hno), Antonio Zea, Mc Gregor y el francés Aury, entre otros. En la asamblea Bolívar expone los planes que tiene de invadir Venezuela con una expedición desde Haití (plan que ya venía tejiendo desde hacía tiempo), explicándole a los presentes todas las acciones a tomar y mando supremo. Es importante recalcar que Bolívar demuestra su dominio de la oratoria, la estrategia y la dirección. Nada de esto se nota en la película, a excepción de unos cuantos gritos mudos, Bolívar está perdido a merced de los de los oficiales presentes que se pelean el mando y no hace valer su autoridad de Libertador. 

6. La escena más imaginada de todas, es el desafío de Montilla a Bolívar. Lo hacen antes de la asamblea y no en la asamblea como debió ser. Sobre esto, realizan el duelo a la mañana siguiente, cosa que nunca sucedió en la realidad. Esta escena, relatada por el historiador Pedro José Paredes nos muestra una mejor visión de lo sucedido: (en la asamblea de Los Cayos) “…El Libertador se entregó a preparar la expedición, pero un nuevo escollo surgió a su paso: las intrigas de algunos oficiales a su mando expedicionario, entre éstos: el corsario francés Luis Aury y los venezolanos Francisco Bermúdez, Diego Mérida y Mariano Montilla. El primero en sembrar cizaña fue el corsario francés. Este aprovechó su popularidad de viejo y veterano pirata, para poner en contra de Bolívar al grupo de marinos. Al poco tiempo esta discrepancia surgió sus efectos. Generó discrepancias de opiniones entre los patriotas, quienes movidos como marionetas por una fuerza luciferiana, convirtieron las calles de la ciudad en un escenario de contiendas. Montilla desafió a Bolívar, Mariño retó a Brión, Ducoudray-Holstein a Soublette, Piar al coronel Jugo. El rencor largo tiempo contenido, hizo erupción en el momento menos propicio… …Petión, enterado del problema, intervino en la reconciliación de los patriotas. Finalmente los ánimos se calmaron y éstos se reconciliaron, excepto Montilla, Bermúdez, Aury y Diego Mérida…”. Hubiese sido emocionante ver esto en la película.

7. Luego de la partida de la expedición de los Cayos, en la película fue mostrada como un pequeño grupo de rebeldes a bordo de una goleta. En realidad fue mucho más, Bolívar logró reunir 8 goletas, 6.000 fusiles, una imprenta (No Pepita Machado), 300 hombres: 171 venezolanos, 33 granadinos, 20 franceses, 19 haitianos, 5 italianos, 2 curazoleños, 2 españoles, un escocés, un estadounidense y un polaco. El encuentro con Pepita Machado no fue para buscar una imprenta. Indalécio Liévano Aguirre lo relata así: “…La llegada de una carta de la señorita Josefina Machado desde la isla Santo Tomás, le pedía la aguardara en Los Cayos, pues estaba resuelta a correr a su lado los riesgos de las campañas futuras. Aunque la espera de la señorita Josefina Machado la demora de la partida, después de considerar Bolívar el asunto con Brión, enemigo de todo aplazamiento, ordenó detener la marcha. Una semana trascurrió en vano; por causas que él no podía explicarse, la señorita Josefina Machado no llegó, y ante la presión de Brión, quien veía la demora un motivo de escándalo para la oficialidad, tuvo que ceder y ordenó la salida…” Luego Bolívar se entera que ella había llegado pocas horas de ellos partir y decide detener la expedición para devolverse a buscarla. Cosa que molestó a varios oficiales. 

8. La Batalla naval donde toman el Bergantín “El Intrépido”, es llamada la Batalla de Los Frailes. La película muestra el enfrentamiento entre dos navíos, pero en realidad fue 8 goletas patriotas contra un bergantín español y una goleta llamada “Rita”. Pedro José Paredes narra esta emocionante escena así: “El Libertador viajaba en la goleta “Bolívar”, la nave capitana, antiguan “Brisona”, equipada con 6 cañones y 10 carroñadas, comandada por el corsario Renato Beluche. En esta embarcación acompañaban a Bolívar su Estado Mayor y el capitán de navío Luis Brión… …El 2 de Mayo a las siete de la mañana divisaron las islas Los Frailes, y más allá las alturas de Margarita. Dos horas más tarde la escuadrilla republicana se encontró con dos naves de guerra enemigas. Estas, temerosas por la presencia numérica de las goletas patriotas intentaron escapar. Entonces la flota republicana accionó su plan de persecución. Las goletas “Mariño”, “Júpiter” y “Conejo” se lanzaron sobre la goleta española “La Rita”, en tanto la “Bolívar, seguida de las otras restantes, persiguieron a la embarcación más grande, que era un bergantín, llamado el “Intrépido”, equipado de 14 cañones grandes y 140 hombres, al mando del teniente de fragata don Rafael Iglesia”. A las once de la mañana las coletas “Constitución” y la “Bolívar” estrecharon al bergantín español. Luis Brión ordenó a la primera atacar por babor mientras la “Bolívar” rompía fuegos de artillería y de fusilería. En este cruce de fuegos fue herido Luis Brión en la cabeza, quien fue reemplazado por el capitán de fragata Renato Beluche. Varios minutos más tarde el “Intrépido” de desvaneció y el Libertador ordenó el abordaje. Un grupo de patriotas sable en mano, se lanzó sobre la cubierta del bergantín enemigo. Se trabó una feroz lucha y, en poco tiempo, los republicanos obtuvieron la victoria. Este combate dejó 42 muertos y 31 heridos. Solo 7 muertos y 8 fue la baja de los patriotas. También la goleta española “Rita” fie derrotada. Tuvo una baja de 16 muertos y heridos, en tanto que la “Mariño”, la que empeñó el combate con aquella, tuvo dos heridos.”

“Bolívar el Hombre de las Dificultades” es una buena película para disfrutar del humor y del talento nacional, pero no deseo que sea tomada como una película totalmente verídica sobre los duros años del Libertador, que en mi opinión, más duros fueros los años de exilio en la caída de la Primera República cuando era un simple muchacho en busca de sueños. Estoy abierto al intercambio de ideas con todos los amantes de la historia que tengan una diferente opinión.

Abdiel Santiakob

 

София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3