Nuevamente, PureFlix Entertainment mezcla evangelismo con entretenimiento, y lo hace al precio de los hechos verdaderos y creatividad cinematográfica. Se ganará la furia del mundo incrédulo por trastornar algunos eventos de una de las peores masacres de los Estados Unidos: el tiroteo de Columbine High School de 1999. La película ha hablarse es No me avergüenzo (I’m Not Ashamed) y su enfoque es la vida de Rachel Joy Scott, una joven creyente y la primera víctima del tiroteo que cobró la vida de 12 estudiantes. La historia depende más de sus diarios y testimonio que, por tan noble y admirable que fue, arriesga santificar un sujeto mientras inconscientemente ignora a otros. Nuevamente las buenas intenciones del cine evangélico terminan con más daño que bendición.





Hay mucho que admirar de Rachel Scott. Su testimonio cristiano se ganó el amor y el afecto de toda una escuela y comunidad, tanto que su funeral televisivo se ganó una mayor audiencia que el de la Princesa Diana. Incluso se ha ganado comparaciones entre su vida y la de Anne Frank. Sus diarios y deseos hablan mucho de su pasión por amar al prójimo, evangelizar y llevar a cabo misiones. Y en base a eso, exaltar su testimonio desviando verdades y aceptar conclusiones erróneas es algo que Rachel nunca hubiera hecho. Solo compara el primer trailer, creado por los productores No me avergüenzo hace un año y con una técnica muy casera, al segundo trailer, creado por PureFlix con menos detalles para un público general.


 

Fuente: https://verdadycine.wordpress.com/2016/10/18/no-me-averguenzo-excepto-de-esta-pelicula/
 
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3